Publicado el

Ayer vi “The Road”

“The Road” es un filme negro y agobiante, tan ominoso que si usted es en algo como yo, querido lector, saldrá corriendo a abrazar a su ser querido más cercano, y a comprobar que aún tiene luz eléctrica y agua potable. Creo que es un muy buen filme además.
Cuenta la historia del niño, quien viaja por un mundo destruido junto a su padre. Vemos su nacimiento, poco después que lo que sea que destruyó el mundo pasó. Vemos a sus padres sin electricidad, destruyendo su piano para tener leña, iluminándose con velas. Vemos el recorrido desde entonces hasta el momento presente, cuando el niño tiene unos ocho años, todo como una línea descendente: se va la electricidad, desaparecen los muebles (consumidos como leña), la madre abandona el hogar para morir en cualquier parte y la comida desaparece. Padre e hijo recorren el campo, lleno de árboles muertos, esquivando a bandas de caníbales mientras buscan cualquier cosa para comer.
La angustia en este filme es tremenda. Querido lector ¿Usted ha pasado hambre alguna vez? No me refiero al hambre que da al mediodía mientras esperamos que llegue la hora de almorzar, sino al Hambre con mayúscula, aquella que no deja lugar en el pensamiento para otra cosa, que dobla las rodillas, que marea y que puede matar. Ése es el tipo de hambre que retrata este filme. En este sentido es similar a los relatos marineros del siglo 19, como el excelente “Arthur Gordon Pym”: se trata de la vida o la muerte, y la separación es un hilo muy delgado.
Este filme mantiene además una extraña coherencia entre su relato y su modo de contar el relato: en un mundo donde las personas han sido despojadas de todo, la historia se cuenta sin aspavientos ni melodrama. Sin explosiones ni acción emocionante, ni venganza justiciera ni sexo. Se cuenta con la inocencia que tendría, precisamente, un niño como el protagonista. De este modo este filme pasa a ser primariamente una historia de paso desde el niño al hombre: como recibe herramientas de su cuidador, como descubre el mundo en el que está y como se inserta en él. Ésta es una de las riquezas que tiene la Ciencia-Ficción, que actúa no tanto como género narrativo, sino como meta-género: dentro de sí misma puede contener miles de historias diferentes de tantos géneros como géneros existan.
“The Road” tiene riquezas de otro tipo también: funciona, como la buena Ciencia-Ficción, como metáfora del tiempo presente. Personas hambrientas, al borde de la muerte, escapando de caníbales que en realidad son solo personas con menos escrúpulos a la hora de sobrevivir ¿No le suena parecido al sistema económico que reina hoy en el mundo, con su clasificación entre personas con valor y personas desechables? La próxima vez que tenga que viajar más de una hora en transporte público para llegar a su trabajo le pido con respeto, querido lector, que considere si realmente es muy distinto lo que ve frente a usted de este filme. Esta historia no es tan inusual: si reemplazamos el futurismo del relato por el costumbrismo irlandés tendríamos que este filme no es muy distinto a “Las cenizas de Ángela”, por ejemplo: un niño que debe crecer en un mundo donde no tiene lugar, entre la pobreza más abyecta, su padre alcohólico y su madre que se consume en tratar de cuidarlo. Si reemplazamos el futurismo del relato por la comedia histórica tendríamos “La vida es bella”. Si reemplazamos el soporte del relato y conservamos su brutalidad, tenemos que esta historia no es muy distinta del “Gran Cuaderno” de Ágota Kristof, excepto en un detalle muy importante: en la novela los niños son preparados para un mundo despiadado y nihilista, en cambio en este filme el niño es educado para mantener su humanidad.
Y ésto es lo que le quería decir realmente acerca de este filme ¿Hay historia más importante que la que trata sobre qué es lo humano, como se pierde esta cualidad y como se mantiene?

Anuncios

Acerca de Roberto Suarez

Vivo en La Habana actualmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s