Publicado el

Ayer vi “Escape from Tomorrow”

Supe de este filme por lo mismo que supo todo el mundo: era la película filmada clandestinamente en DisneyWorld. “Filmación clandestina” Suena demasiado atractivo para dejarlo pasar, así que busqué este filme y lo vi: es una comedia bastante extraña.
Cuenta la historia de un padre de familia, quien está en su último día de vacaciones en el parque infantil y todo le sale mal: lo despiden de su trabajo, su hijo lo encierra, su esposa cada vez está más enojada con él y sus propias acciones se vuelven cada vez más erráticas. El padre extravía a sus hijas, dice lo que no tiene que decir, se fascina más allá de lo prudente con unas lindas adolescentes francesas, y sufre alucinaciones terroríficas mientras recorre las atracciones del lugar. Esto último es importante ¿El padre sufre una crisis psicótica? ¿O hay algo más, algo siniestro y extraordinario en el parque?
Ese es el planteamiento de este filme. No es un filme de “primera división”, así que esperable acá ciertos errores o inconsistencias. Esperable, pero no inevitable: así se descubren los talentos en el cine de bajo presupuesto (como “Tuck and Dale vs Evil”). Le digo esto porque en este filme descubrí ciertos méritos y ciertos defectos, que paso a detallar.
Técnicamente está muy bien. El audio funciona, visualmente funciona y cuenta con actores muy solventes. Lo más llamativo, el haber sido filmada sin permiso en el lugar en que se filmó, se resuelve con inteligencia: en un principio el estilo visual recuerda a una cámara casera, con sus saltos y temblores, mientras que posteriormente evoluciona hacia una cámara estática y funcional, con ocasionales momentos de gran lirismo. Pensar en este filme desde el punto de vista del realizador es un ejercicio fascinante: tratar de adivinar todas las trampas, ver todos los recursos utilizados, tratar de reconstruir el momento de la filmación proporciona el mayor placer que “Escape from Tomorrow” puede otorgar.
Y aquí entramos en la parte ingrata de este artículo: por mucho lo menos logrado de este film es su argumento. La historia se presenta como una comedia negra y por momentos trata de cumplir con esta promesa, pero entre demasiados momentos muertos se transforma en algo que pudo ser muy interesante, de haberse logrado plenamente: una relato alucinante de conspiraciones, secretos y verdades que trascienden la realidad. Mientras el protagonista sufre cada vez mayores desgracias, la mayor parte merecidas, los autores arrojan misterios y más misterios, y la mayoría no se resuelven.
No me malinterprete, querido lector: hay grandes autores que basan su obra en misterios no resueltos. Pero a diferencia de este film, aquellos mantienen una cierta coherencia interna en la narración, cierta mesura y cierta perspectiva puesta en el objetivo final de la obra, de forma tal que el espectador sabe a que atenerse. Aquí no: los misterios se acumulan, no guardan mucha relación entre sí y al final recuerdan a un ensayo de un estudiante universitario desesperado, que lanza cosas esperando acertar por pura suerte. “Escape from Tomorrow” presenta muchos elementos nuevos y resuelve casi ninguno, quizá a la espera de lograr un filme interesante por acumulación.
Quizá restándole tres cuartas partes de su argumento tendríamos una buena película. Dura hora y media y se hace demasiado larga, pero por momentos entretiene. Podría ser peor.

Anuncios

Acerca de Roberto Suarez

Vivo en La Habana actualmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s