Publicado el

Ayer vi “Dou Fo Sin (Flash Point)”

Le voy a contar dos cosas de entrada, para que usted, querido lector, ajuste sus espectativas: éste es un filme policial, un filme de artes marciales y una historia de amor entre dos hombres. Amor sensual, no: nunca follan ni se besan. Pero eso no quita que estos dos hombres se amen profundamente.

El filme abre con el inspector Jun Ma deteniendo a un sospechoso en el ring de un gimnasio. Parece trivial ésto, pero no lo es: a la vista del lugar y de las actividades que allí se realizan, uno podría suponer que el detenido es un luchador experto. Así que el héroe es más experto aún, es un maestro del combate mano a mano. Luego lo vemos en otras facetas de su vida: sufriendo por su amigo, disparando, enamorado de la mujer que no duerme junto a él, etc. El problema son los malos: un grupo mafioso tan descontrolado que pone en riesgo a la misma mafia.

Para qué le voy a mentir, la historia suena como muchas otras historias: paco-ladrón, mujer decorativa, amistad con un aire fuerte a homoerotismo entre policías, “ésto ahora es personal”, etc. Siempre me ha llamado la atención el tipo de relaciones que establecen las parejas de policías en los filmes: pelea frontal (como en “Serpico“), resignación y cariño (como en la serie “Arma Mortal“), o una entrega y preocupación que a mi me suenan propios del romance. Quizá me equivoque y esté sobrevalorando el efecto que las armas producen en la amistad entre dos hombres (con mis amigos no disparamos armas), pero realmente lo único que faltó entre estos dos colegas fue un beso apasionado.

En cuanto a realización, no hay ningún riesgo narrativo tampoco: el lenguaje visual está bien, el montaje está razonablemente bien (lo raro que se siente en el montaje es un defecto de la narración en su conjunto: terminaron la historia a la rápida). No busque retratos realistas de nada aquí: para seguir la narración tiene que dar el salto de fe que exigen las historias maniqueas. No hay reflexiones, más allá de lo que ve.

No es por eso que vi este filme y creo que no es por eso que usted quiere verlo. Yo lo vi por las estupendas coreografías de artes marciales. Los combates no son abundantes y están subordinados a la narración, pero cuando ocurren, ocurren de forma espectacular, cortesía de su estrella y coreógrafo Donnie Yen. Créame, el combate final se le va a pegar en la retina durante un buen tiempo. Hay una cierta pureza de técnicas que impresiona: no hay uso de cables aéreos, sino pura destreza. Y hay también algo que cuesta ver, me parece: el uso de las artes marciales más que como vehículo dramático (cuando el conflicto es inevitable, el bueno y el malo pelean), como narración. El porqué de la elección de las técnicas de combate y el resultado de éstas se convierte en drama puro, sin construcciones racionales ajenas al puro enfrentamiento. De hecho me parece que es posible ver cómo la noción de lo moral y lo correcto desaparecen: puro conflicto. Y no es raro que así ocurra, si pensamos que estos filmes que llegaron a nuestra parte del mundo hace unos treinta años apenas se insertan en una tradición centenaria del arte dramático chino. Sin embargo, es moderno (postmoderno realmente) en su planteamiento: a diferencia de la tradición, aquí no hay honor, hay pura furia.

Cuando este filme construye personajes y plantea el conflicto, es pasable: la historia de un policía que no respeta las reglas, con novia y un amigo que ama profundamente, tras una pandilla fuera de control. Cuando este filme pasa a las manos, lo va a dejar sin aliento.

Roberto Suarez Perez

Anuncios

Acerca de Roberto Suarez

Vivo en La Habana actualmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s