Publicado el

Ayer vi “Cabin in the woods”

Me había llamado la atención este filme por la cantidad de menciones que recibe en la Fangoria. Los filmes posteriores se refieren a él y los críticos especialistas parecen usar a “Cabin… ” como un hito demarcatorio. Así que debe ser buena, pensé.

Cuenta la historia de Dana, quien es una muchacha linda, estudiosa y tímida que se va de campamento con cuatro amigos al bosque. Simultáneamente, un grupo de funcionarios prepara aparatos de vigilancia y de control. Mientras los segundos actúan, los primeros se vuelven cada vez más como los personajes de Scooby Doo, incluso contra su propia voluntad y extrañeza. Sabemos que van a morir, los funcionarios saben que los jóvenes van a morir, los jóvenes sospechan que van a morir (hasta que empiezan a morir de uno en uno) y sólo queda ver que forma estrambótica toma su final.

Pero eso no es todo en este filme. Los funcionarios son lo primero que aparece, así que no estoy echándole a perder nada con hablarle a usted, querido lector, sobre ellos: si los quitamos tendríamos la puesta en escena de un filme común y corriente. “Viernes 13” es así (las tres primera son bastante buenas, creo yo, y las dos siguientes tienen algunos méritos): una exposición de juventud irresponsable y hormonal, sufriendo muertes rebuscadas y violentas. Esto se desarrolló a tal punto que tenemos series completas de filmes de terror basados en lo espectacular y cruel de las muertes (como “Saw” y “Destino Final”, que por lo menos es divertida). Por lo mismo, este film reconoce el camino recorrido y la inocencia perdida: hay por hoy, una puesta en escena así, jóvenes en una cabaña, no es sostenible.

Una forma de reconocer este agotamiento es la comedia paródica (con buenos y malos representantes), y otro lo podríamos llamar “desarrollo en profundidad”: reconocer las claves del género y su historia, desarrollar un buen argumento e incluir más. No le quiero contar qué más incluye, pero incluye bastante. Para empezar, lo que ya sabe: incluye funcionarios controlando a los jóvenes en la cabaña. Cuando actúan estúpidamente, es por gas que los funcionarios rociaron mediante el sistema de ventilación. Cuando quieren follar en el bosque, topless incluído (un saludo al niño Vorheess) es porque los funcionarios los han bañado en ferormonas y les iluminaron un claro entre los árboles. En vista del desarrollo actual del tema de la privacidad y la manipulación, este filme da escalofríos.

No le quiero contar más. Está bueno este filme, bastante bueno, y tiene esta cosa de reconocer las raíces del género del terror y homenajearlas. De hecho, podríamos montar un juego bien entretenido: el filme, amigos, cerveza y el desafío de reconocer todas las citas (“Evil Dead” y “Willy Wonka” ¿Vio? Le soplé dos). Pero ¿Sabe que es lo que más me gustó? Que las citas no se agotan en el cine. Hay un par de libros citados que son bien buenos, que si no los ha leído debería correr a comprarlos ahora mismo. Ahora mismo. Yo los tuve y los perdí en préstamos. Yo voy a ir a comprarlos ahora. Vaya usted también.

P.D. Es posible ver este filme también como un argumento a favor de la legalización del Cannabis ¿Qué tal?

Roberto Suarez Perez

Anuncios

Acerca de Roberto Suarez

Vivo en La Habana actualmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s