Publicado el

Ayer vi “In search of Lovecraft”

No hay vuelta que darle: este filme es espantoso. Vea el afiche: la pelirroja desnuda nunca aparece. No recuerdo exactamente cuánto duró, si hora y media o tres horas, pero confieso que adelanté algunas partes cuando perdí toda esperanza ¡Vaya disciplina que hay que tener para ver algo así!

El argumento es el siguiente: Renee Sweet es una periodista trabajando en época de Halloween. Junto a Mike, un camarógrafo más tieso y hosco que un enfermero del sistema público de salud haciendo turno de trasnoche en año nuevo, y una adolescente china de falda corta escocesa que parece transplantada directamente desde un filme porno californiano, graban un reportaje sobre H.P. Lovecraft y descubren pronto que todo lo que el buen escritor describió en sus cuentos y novelas es cierto: hay un culto subterráneo que adora a seres monstruosos anteriores a la humanidad.

Este filme es extraordinariamente malo por varias razones. La primera y más evidente es la falta completa de un lenguaje visual: no hay contraplanos, los abundantes planos generales son meros atajos para mostrar rápido la escena, no hay ningún trabajo de iluminación ni color que apoye la historia. De hecho, ésa es la impresión principal. En lugar de tener un tipo de imagen específico que apoye la historia (sirviendo como acento o contrapunto, por ejemplo), tenemos lo que bien podría hacer un niño o un turista en este caso: pararse frente a la escena y prender la cámara.
La segunda son las malas actuaciones. Malas, malas, malas: no hay medida, no hay arco, nada. Se le olvida reaccionar a la protagonista, a ese punto de gravedad llegamos. Todos los actores parecen tener veinticinco años, incluso los que interpretan personajes mucho mayores: ésto delata al film como una labor de estudiante, que frente a la falta de recursos acude a su grupo de amigos. El personaje de la asistente es tan exagerado y torpe que, sinceramente, lo mejor que podría haber pasado es que se hubiese desnudado para copular. O quizá no, mejor que no: le hubiese causado un daño irreparable a mi líbido. De hecho hay mejores actuaciones en “Gladiador XXX“, la parodia porno.

La tercera razón es la historia. Predecible, no muy ingeniosa (por decirlo amablemente) e involuntariamente cómica. Pero las risas no son abundantes. Mal contada, sin ritmo y sin ni siquiera apegarse mucho al tema, que es el mito lovecraftquiano.
Está mal editada también, muy mal ambientada, los efectos especiales son pésimos (al punto que aparece un cadáver hecho de papel mojado), mala música. Y me detengo aquí. Hay un par de flashback que son pasables, eso hay que admitirlo.
Es obviamente un filme de estudiantes, una opera prima. En ese sentido uno puede suponer que tuvieron buenas intenciones y como jóvenes que son, las malas críticas les deben doler enormemente, lo cual convierte todo este asunto de hablar pestes de este filme en algo bastante triste. Quizá en algunos años logren hacer un filme razonablemente visible, pero éste no lo es. Está a la altura de “Los surfistas nazis deben morir“. Quizá un poco más abajo.


Roberto Suarez Perez

Anuncios

Acerca de Roberto Suarez

Vivo en La Habana actualmente

Una respuesta a “Ayer vi “In search of Lovecraft”

  1. Pingback: Ayer vi “Tucker and Dale Vs. Evil” « Bitácora sobre los filmes que veo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s