Publicado el

Ayer vi “Retorno”

Leí sobre este filme por primera vez en fayerwayer: cine chileno gratis. Mejor dicho, paga lo que quieras: mucho o cero, depende sólo del espectador. Es el mismo modelo de negocios que usó Radiohead, Nin y un montón de bandas más, con algunos de sus discos.
Creo que es un buen modelo. Si nos paramos en la vereda de los consumidores de cultura por vías “informales”, este filme se ofrece al mismo costo y con menor dificultad: es legal y fácil. Si nos paramos desde la vereda de los realizadores, significa asumir que el filme es un fin en si mismo, no un modo de hacer plata. Podría pasar que nadie pague nada voluntariamente. Habría que asumir los costos de producción entonces como un gasto y no como una inversión. Es el arte por el arte.
Aquí pego la sinopsis directamente desde su página en facebook: “Una noche, en un instituto especializado en curar el insomnio, tres pacientes deciden secuestrar al psiquiatra a cargo del lugar. Éstos no sólo sospechan que el doctor estuvo experimentando secretamente con ellos, sino que también creen que él pudo haber asesinado a otro de los internos que era capaz de ver el futuro.
Sin embargo, los secretos que estos tres pacientes descubrirán durante esa noche irán más allá de lo que jamás hubiesen esperado y cambiarán sus vidas para siempre.”
El filme es dirigido por Guillermo Amoedo, escrito por él y por Sebastian Gonzalez.
Dura una hora quince. Es poco tiempo, comparado con otros títulos, pero se me hizo largo, la verdad:
– El casting me alienó: todos los pacientes son adolescentes y el doctor, el único funcionario presente en el instituto, parece ser sólo un par de años mayor ¿Cómo puede estar a cargo un hombre con apenas edad para estar escribiendo su tesis?
– Los personajes. Como dije antes, todos son adolescentes (o casi), pero sin padres. Casi sin padres, para ser justo: el protagonista recuerda una historia trágica que explica tanto la ausencia de sus adultos responsables como su dificultad para dormir. Los otros pacientes no tienen esa suerte: parecen estar en el aire, sin origen ni medios para mantenerse. No hay lugar en ellos para estos detalles, ni para ningún tipo: el paciente agresivo es simplemente agresivo, el tímido es simplemente tímido y el superdotado es tal cual. No hay nada en ellos aparte de su rol, y su rol es simple. El doctor es otro caso unidimensional: extraordinariamente agresivo durante las sesiones de terapia (sin preocuparse por el efecto de sus ataques: el opuesto a un médico real), su destape negativo no sorprende ni enriquece. Pasé un poco más de media hora esperándolo.
– La historia ¿Cómo puede operar un instituto con un solo funcionario, sin secretaria siquiera? ¿Cuál es el fundamento de la revelación final (que me guardo: no me gusta contar los finales sorpresa)? ¿Cómo puede operar un instituto médico sin implementos, sólo con habitaciones?
Y así para adelante. No me gustó, me dejó la impresión de ser un filme de estudiantes, lleno de fallas. Un ensayo de una hora y cuarto. Se me hizo interminable, como dije antes.
Pero ¡Ojo! la calidad de este filme no es el asunto que importa aquí. Lo importante es que es gratis y es cine nacional. Si usted la ve y dona algo de metálico, quizá permita que este cineasta nos regale un buen filme en el futuro.

Página oficial

Roberto Suarez Perez

Anuncios

Acerca de Roberto Suarez

Vivo en La Habana actualmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s